BRUÑIDO MANUAL EN EL TALLER SEPTIEMBRE 1958

En el taller, el asentamiento es simple­mente el paso final al afilar o rectificar un borde cortante o al darle un acabado liso a una superficie de metal antes de pulirla. En el acabado de metales, la rectificación tiene numerosas aplicaciones, particularmente en aquellos casos en que la apariencia y el ajuste no exigen pulir el metal como operación final. Hoy día, tanto al dar filo a una pieza o al acabar metales, la rectificación a mano usualmente se efectúa con piedras abrasivas muy finas que vienen en una variedad de tamaños y formas, números de granos y variaciones de dureza.

Esta entrada fue publicada en AAA INDICE GENERAL, ARTICULOS DE MECANICA POPULAR, HERRERIA, TORNO MECANICO y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.